Juana Fe y sus nuevos tiempos: “Nos chateó un poco la pachanga extrema”

El bajista y fundador Jaime Concha nos habló de la inspiración para grabar su reciente y premiado disco “Maleducao”, el regreso del grupo a la televisión por cable, el cambio de vocalista y la forma en que prefieren seguir tocando su música en estos tiempos.

Desde tiempos inmemoriales que el centro de operaciones del grupo Juana Fe es una antigua casa ubicada en el Barrio Brasil apodada “La Makinita”. En ese lugar lo primero que salta a la vista es el gran patio interior y las piezas donde se distribuyen estudios de grabación, una que otra habitación acondicionada para guardar instrumentos, salas de ensayo y un ambiente de paz y armonía irrepetible. Uno de sus habitantes, el bajista Jaime Concha, nos recibe en uno de esos salones en cuyo interior hay varios instrumentos, herramientas, cables y hasta una silla de niños para autos, lo que ejemplifica a primera vista que la banda formada el 2003 ya tiene otras motivaciones que andar prendiendo las fiestas con sus tocatas de madrugada por todo Chile, hecho que también queda plasmado en su reciente disco “Maleducao” del 2016.

Con cuatro giras por Europa entre el 2008 y el 2011, más seis discos editados y la salida del vocalista Juan Ayala y el ingreso del cantante Pablo Moraga hace tres años, Juana Fe quiere andar con sus tiempos más equilibrados. “Ahora nos hemos dedicado harto a producir música de nosotros. Cuando llegó el Pablo Moraga hicimos un EP que se llama ‘Parrilladas Vargas’ (2014) y fue re bueno porque invertimos poca plata en hacerlo. Lo grabamos aquí en La Makinita con un formato más acústico y quedamos con la bala pasada de grabar cosas más sencillas”, explica el bajista, que también toca en los grupos Akinetón Retard y en La flor del recuerdo.

El resultado de esas ganas de hacer más música son las canciones que conforman el disco “Maleducao”, que fue grabado en Santiago y fue producido por los colombianos Felipe Álvarez -que ha trabajado con Shakira antes de su etapa mainstream y con los grupos Bomba Estéreo y Sistema Solar- y Mario Galeano, que trabajó en el último disco de Jorge Drexler. La visión de las dos figuras colombianas los ayudó a pulir más el sonido que Juana Fe anda buscando en esta etapa de su carrera: “Les mandamos 20 canciones y el Mario eligió 9 canciones. El loco limpió el disco, sacó toda esa parte más pachanguera porque le parecía que no aportaba tanto y eso fue bueno porque nos motivó a hacer cosas más raras y eso es lo que estamos buscando, no hacer cosas tan populares”, comenta el músico, quien agrega, “El Maleducao lo hicimos para viajar, pensando en la música que se escucha en otros lados, entonces como que ya nos chateó un poco la pachanga extrema. Hay que tratar de buscar la novedad para impactar, porque si pasas apretando la misma tecla no pasa mucho y la música se pone como más zonza”.

Por eso “Maleducao” se mueve sin problemas entre el rock, pasajes instrumentales y otros más latinos y la experimentación, todo eso gracias a los recientes viajes que han tenido por Argentina, Brasil y Colombia: “Cuando llegó el Pablo Moraga el 2014 nos tocó ir por primera vez a Colombia y ahí nos dimos cuenta que la música podía ser bien diferente. Fue algo que te refrescó la cabeza. Lo mismo nos ha pasado en los viajes que hacemos a Brasil. Hace poco volvimos a ir a Colombia, donde tocamos en el festival ‘Medellín vive la música’ y ahí pudimos conocer a muchos músicos y a los productores con los que trabajamos para el último disco”.

Parrilladas hasta temprano

En estos meses invernales, Juana Fe opta por no viajar por Chile ofreciendo sus tocatas en las más variadas comunas, sino que hacen tocatas en la misma Makinita a las que le pusieron el nombre de “Parrilladas Vargas”. Estas las realizan mínimo dos veces los sábados de cada mes, duran de 19:00 hasta la medianoche y van desde familias completas y gente de todas las edades. Los músicos instalan mesas para los comensales quienes cenan viendo a Juana Fe y otras bandas tocando en cada sesión.

Aquella idea de las “Parrilladas Vargas” también sirvió para que el grupo hiciera un programa de televisión llamado “En La Makinita” que fue transmitido por el canal 13 Cable hace algún tiempo y cuya segunda temporada será estrenada en septiembre próximo en un ciclo de ocho capítulos. Explica Jaime Concha: “La primera vez tocábamos nosotros, invitamos a varias bandas y fuimos forjando el concepto de las ‘Parrilladas Vargas’, entonces ahora decidimos meternos a hacer la música también”.

Cambio en el equipo

En el año 2014 entró a la banda el cantante Pablo Moraga, luego de la salida del cantante Juan Ayala, situación que fue un punto de inflexión para el grupo y que según palabras del propio bajista, no fue motivo de peleas con el ex cantante y vocero del grupo: “Nunca nos agarramos. Fue una lata igual pero sobre todo porque veníamos trabajando harto tiempo e íbamos a tener que dejar de trabajar juntos. Igual hubo un poco de bronca, pero tampoco por cosas tan concretas, eso de que ´yo me enojo contigo porque no sé qué’. Él necesitaba trabajar solo y todos estábamos un poco chatos. Decidió virar y nos separamos bastante el primer tiempo, pero nunca nos llevamos mal y tampoco ni uno de los dos quiso fomentar algún tipo de estupidez con eso. Tratamos de que no ocurriera porque nada que ver, no tiene que ver con cahuines. Y eso marcó un cambio en la música que estamos haciendo y de alguna manera el Juan era nuestro vocero”.

Con Ayala el grupo Juana Fe editó los hits “Chin Chin” y “El callejero”, más sus discos “Con los pies en el barro” de 2004, “Afrocumbia chilenera” del 2007, “La Makinita” del 2010 y “Juana Fe/Nano Stern” del 2012, viajaron cuatro veces en cuatro años a Europa, donde tocaron en el Festival Glastonbury en el 2011 y tres años antes tocaron en el Festival de Viña junto a Giolito y su combo: “Haber tocado en el Festival de Viña sirvió para darnos color y para que nos contrataran más por todo Chile, por ejemplo en el circuito de las municipalidades durante los veranos. En ese tiempo no había muchas bandas de nuestra onda. Estaba Douglas o La Noche, nuestra música era pelacables entonces era interesante ir a tocarla a esas ciudades. También fuimos harto a la tele. Íbamos a los matinales y nos tenían desayuno. Éramos chicos, ganábamos muy poco, pero lo pasábamos muy bien. Antes del verano pasado fuimos al ‘Mucho gusto’, lo bueno fue que pudimos tocar en vivo y eso no lo cuestionamos”.

Comentarios

comentarios

Artistas, EntrevistasLos comentarios están deshabilitados en Juana Fe y sus nuevos tiempos: “Nos chateó un poco la pachanga extrema”