Wentru: “Hemos logrado las metas que una banda chica se plantea”

Proyecto antofagastino de indie pop ya ha grabado cuatro discos y ha tocado dos veces en el Festival estadounidense South By SouthWest y varios de sus videos fueron parte de la parrilla de MTV. Ahora están cerrando el ciclo de promoción de su reciente disco “Esquimal”.

Oriundo de Antofagasta y de profesión psicólogo, el músico Carlos Montivero empezó a componer sus primeras canciones influenciado principalmente por el disco “Amor amarillo” de Gustavo Cerati. Usando bases, sintetizadores y guitarra acústica, esos temas los cantaba junto a Fabiola Miño, su polola de ese entonces. “Al comienzo hicimos unas cuatro canciones y como la Fabiola venía de Temuco y estaba muy metida con la causa mapuche, me puso el apodo ‘Wentru’, que significa ‘Hombre’”, explica Montivero sobre el origen de su proyecto a comienzos de la década del 2000.

Esas primeras composiciones, que la dupla las catalogó como un “Pop azul” de tono melancólico e intimista, se las hizo llegar a un periodista de la Universidad Católica del Norte de Antofagasta llamado Manuel Barrera, que organizaba ciclos de música en esa casa de estudios. “La Fabiola lo conocía y le dijo que Gepe iba a tocar a ese ciclo, entonces nos dijo que podíamos telonearlo”, recuerda Carlos sobre esos tiempos en que Gepe  recién había editado su segundo disco “Gepinto” del 2005. Para esa tocata debut, Montivero llamó al bajista Daniel Lattus, quien junto con Fabiola presentaron sus cuatro canciones acompañados de una guitarra, un bajo, un computador y las dos voces. “Armamos todo bien sobre la marcha. Tocamos y tuvimos re buena onda de la gente. Ahí pudimos conocer a Gepe y a Pedro Piedra que también tocó esa vez. Con el paso del tiempo pudimos invitar a Gepe el año pasado a tocar con nosotros cuando lanzamos nuestro último disco ‘Esquimal’ en la Sala Master”.

Con esa buena partida, Wentru era número habitual de los distintos lugares de tocatas de la capital de la II región. “Estaba la Sala Fusa, que duró cinco años y que era una especie de Batuta pero más chica. La dueña era de la polola de nuestro guitarrista, entonces músico que iba para allá, nos ponían a abrir ahí en todos esos shows. Eso hizo que fuéramos la carta de presentación en ese bar. En ese tiempo la escena era bien pobre allá, pero nosotros nos organizamos, nos pusimos a hacer videos, nos sacábamos fotos promocionales y moviendo harto las redes”, explica Montivero.

Cambios y despegue

Luego de editar su primer disco “Resumen” del 2008, Fabiola Miño sale de la banda y entra la cantante Gabriela Andrade con la que grabaron sus discos “Todo va a explotar” del 2010 y “Baila!” del 2012, con la empezaron la etapa en que el proyecto se empezó a conocer fuera de su región y también fuera de Chile.  En el 2012 abrieron la primera noche del Festival de Antofagasta. “Era como tocar techo allá. Lo transmitía TVN, pagaban buenas lucas. Después venía KC and the Sunshine band. No salimos por TVN porque solo mostraban a los artistas internacionales, pero igual hay videos en youtube de nuestro show. También le abrimos a la Francisca Valenzuela en Mejillones y a Lucybell cuando hizo su gira de regreso. Esos fueron los tres grandes hitos de escenarios grandes, entonces sentimos que luego de eso ya era hora de irse a Santiago”, recuerda Montivero.

En ese tiempo apareció en MTV el primero de los tres videos del proyecto que han aparecido en esa cadena musical. “Era uno bien julero que se llama “Intensa” que lo mandamos en Betacam. La daban bien temprano en la mañana y fue bien bueno porque lo comentaba gente de México, de Perú, y nos dábamos cuenta que estaban pasando cosas y teníamos que impulsarnos. De ahí también exhibieron los videos ‘Sunset’ y ‘Sonar’”. A todo eso se sumó además que la polola del bajista decidió venirse a Santiago a estudiar y el resto del grupo se sumó a ellos en su traslado a la Región Metropolitana. De los que decidieron quedarse en Antofagasta fueron el guitarrista y el baterista que tenían en ese entonces y la cantante Gabriela Andrade, que estaba cursando octavo año de medicina.

Desembarco en Santiago

Cargados con todas las expectativas del mundo, los músicos de Wentru llegaron a Santiago y se pusieron de inmediato a trabajar en su EP de cuatro canciones llamado “El lado salvaje”, que editaron el 2013 y que sumó para que el proyecto pudiera ir al año siguiente a tocar por primera vez al Festival South By SouthWest en Estados Unidos. Según explica el músico: “La primera vez estaba Jay Z, Soundgarden, Blondie y como 5 mil bandas chicas como nosotros. Fuimos con un fondo Ventanilla abierta con lo que pagamos los pasajes y allá el festival te da hospedaje. La primera vez fuimos con Anita Tijoux, con Denver, con Nano Stern, con Humboldt y Tus amigos nuevos. Tocamos allá y fue rebueno, conocimos y nos relacionamos de igual a igual con muchas otras bandas. Al final dimos 3 tocatas. Volvimos y empezaron a pasar hartas cosas, tocamos en Ballantine Records, en La Vitrola y pudimos aparecer en Via X y CNN”.

La segunda vez en ese mismo festival fue en el 2016, y si bien esta vez fueron invitados por la organización del festival en Austin, Texas, para esta segunda expedición no se ganaron el fondo Ventanilla abierta y se tuvieron que costear ellos mismos los pasajes. “Pese a todo lo pasamos muy bien, tiene mucho de aventura ir para allá y la experiencia de tocar ahí sirve en todo sentido de la palabra”, explica Montivero sobre su proyecto que ahora está finalizando el ciclo de promoción de su último disco “Esquimal”, publicado el 2016. “El disco ‘Esquimal’ tuvo harta repercusión y fue un viraje de lo que hacíamos antes. Volvimos al origen con la guitarra de palo y la batería real, y creo que las nuevas canciones serán de esa línea. Hemos logrado las metas que una banda chica se plantea y lo que queda es seguir manteniéndose y sosteniéndose. Por eso nos gustaría sacar un nuevo single con video en marzo”, concluye el músico.

 

Comentarios

comentarios