Bronko Yotte: Su vida como profesor de lenguaje y hiphopero

 

by1
El rapero editará ahora en noviembre su quinto disco, pasión que combina con su carrera de docente.

 

Felipe Berrios nació en Santiago en 1979. Varias veces ha viajado a Melbourne porque parte de su familia vive en esa ciudad australiana. En uno de esos viajes, específicamente en 1994, se empezó a interesar mucho por el hip hop gracias a las radios locales: “Uno de mis temas favoritos era regulate de Warren G. Me costó entenderlo al principio, antes escuchaba desde The Carpenters, Nirvana, Metallica, pero el hip hop era distinto”.

by2Luego de regresar a Chile ese mismo año, al poco tiempo empezó a rapear y conocer más de esa música gracias a los amigos y a fiestas de colegio donde se deleitaba cuando sonaba una canción hiphopera. Y cuando le llegó su turno de rendir la prueba de actitud académica, ya era conocido como Bronko Yotte y fue parte de la formación de uno de sus primeros proyectos: El grupo Rapaces. “Estuve ahí más de ocho años, pero entremedio me salí del grupo durante dos años. Cuando estuve alejado del grupo me lancé como solista” recuerda Felipe.

Luego de titularse de la carrera de letras en la Universidad Católica, Bronko Yotte editó su primer EP llamado “Piensa en mí cuando duermas” (2006), trabajo que gracias al naciente MySpace fue conocido, lo que le permitió realizar sus primeros shows en solitario.

Con sus siguientes discos “Vive el nivel” (2008), “Superharto” (2010) y “Con eso te digo todo” (2013), ahora Bronko Yotte está listo para editar su quinto trabajo en solitario.  El disco será lanzado en noviembre y llevará por nombre “Gala”. “Ese es el nombre de mi mascota perruna, que ya es integrante de mi familia. También me gusta la idea de una gala, de una ceremonia, hacer un chiste un poco con el hecho de que a la mayoría de los artistas independientes no nos llega un punto de inflexión en que uno se consagra. En estos proyectos los avances que se tenga dependen de un trabajo permanente y para algunos casos puntuales se ha dado que hubo un hito que los instale de manera permanente, que los ayudó a despegar”,explica Felipe.

Hey, teacher

Además de su pasión por la música, Bronko Yotte se dedica día a día a su carrera de profesor de lenguaje de los octavos básico del colegio Trewhela en Providencia. Por ende, tiene una opinión clara sobre el turbulento momento actual que vive la educación chilena: “Se necesitan cambios fundamentales. Hay temas importantes que recién después de muchas crisis se están poniendo sobre la mesa, por ejemplo las condiciones del ejercicio docente. Se dice que las clases son buenas cuando el profesor es bueno y listo. Ahí termina la discusión. Siento que las cosas tienen una buena intención, no sé si una buena dirección. El proceso está medio torpe, medio troncado, no hay que permitir que nos cansemos del tema y las cosas queden como están porque no pueden quedar como están”.

Una de sus metas como profesor es incentivar a que los alumnos tengan una postura individual frente a las cosas. “No estar en contra de cosas, sino saber qué me gusta y que no, eso tan simple no lo es tanto. Hay tantos jóvenes en Chile que no se sienten con la necesidad de tener una postura sobre las cosas. La semana pasada discutimos con mis alumnos sobre las repercusiones del Simce, que en mi opinión es una buena herramienta de medición, pero cuando empieza a ser una herramienta de ranking se va al carajo, lo contamina todo. Afecta fundamentalmente la vida de los estudiantes. Los confunde, los contraria, los involucra en responsabilidades que no son de ellos”.

Por Alberto Brieba Lübbert

 

 

 

Comentarios

comentarios